Publicado: 10 de Septiembre de 2017 a las 11:13

"SI TE PINCHA UN PAPEL, DESHAZTE DE ÉL"

Si partimos de la base, que el ser titulado en Biblioteconomía y Documentación, ahora denominado, Grado en Información y Documentación, nunca ha sido fácil, ni que decir tiene, el decirle a un cliente que tu empresa se dedica a la guarda y custodia de distintas tipologías de documentación y que vienes a organizarle lo que ni a esa persona o a alguien de su entorno, ni tan siquiera se le hubiera ocurrido que pudiera tener solución, que le vas a solventar su falta de espacio en la oficina y que encima, le vas a ofrecer un servicio en el que, por una vez, puede que no se vuelvan locos buscando una factura o expediente, que probablemente, será el que necesitarán de manera urgente.

Pero la experiencia es la experiencia, el estar prácticamente 20 años tratando con todo tipo de clientes, te hace ver que cada uno tiene una necesidad distinta y necesita algo distinto. Hay clientes que sólo necesitan saber y corroborar que su documentación, la cual, es una parte muy importante de sus vidas, va a estar en buenas manos, manos extrañas, sí, pero que le ofertan protegérsela en un lugar seguro. Pero también los hay, que como parte de su vida laboral, ven como un alivio el hecho de que exista una servicio proporcionado por otra empresa en el que delegar un trabajo que normalmente se hacía y se hace de manera obligada y con el criterio del trabajador al que le toque hacerlo en cada momento.

La idea de comenzar este proyecto surgió por la necesidad, después de tantos años, de llegar a todo tipo de público y no sólo a la administración, la única que hasta el momento se había dado cuenta que en ocasiones era mejor delegar la función archivística a un servicio externo, que tenerlo almacenado de manera masiva en el propio edificio y llevar así un control de los expedientes, con los consiguientes inventarios y préstamos internos, que eviten, en la mayoría de las ocasiones, una inevitable pérdida y un perjuicio tanto para la institución como para el titular de la documentación en cuestión.

Pero en una empresa privada también es necesario y esa es nuestra idea de negocio, que todo tipo de empresa pueda sentir que su documentación se encuentra en las mejores manos y que ésta y estará a su disposición en el momento en el que cada empresa lo requiera, según sus necesidades, ya sea una documentación precintada o bridada desde un primer momento porque así lo requiera el cliente o una documentación que ha sido tratada, digitalizada e indexada para una mayor comodidad del mismo.

KbDoc pretende entrar a formar parte de cada empresa o particular que requiera de sus servicios, siendo una parte más de la misma y sabiendo en todo momento, que el valor que posee dicha documentación es incalculable, por ello, hemos movido cielo y tierra hasta encontrar unos seguros totalmente adaptados a las necesidades de nuestros clientes, para que se sientan seguros y protegidos.

Muchas gracias a aquellas personas que forman parte de KbDoc, por el trabajo que están desarrollando y a todos aquellos que nos han ido acogiendo de manera paulatina en nuestro camino y que pretendemos que sigan formando parte, de una manera u otra, de nuestro proyecto. 

Muchas gracias.